Defendamos el Centro Social Recuperado

Vecino, vecina:
La fundación bancaria Caja de Burgos vuelve a amenazar con desalojar el Centro Social Recuperado (CSR) de Gamonal.

Como en otras ocasiones y desde el inicio de su andadura, el CSR no lo ha tenido fácil.
Han sido constantes las zancadillas, obstáculos y amenazas de desalojo: juicios, los cortes de luz y agua, así como la mala prensa que se han dedicado a echarnos encima los poderosos de esta ciudad mediante su vocero el Diario de Burgos.

No nos dan miedo, el CSR nació de la lucha del barrio contra el bulevar, nosotras tenemos la conciencia tranquila, la guardia alta y los puños cerrados, ya que los hechos hablan por si mismos.

La Fundación Bancaria Caja de Burgos tuvo abandonado el espacio durante más de 15 años y nunca le ha importado lo más mínimo las vidas de la gente de nuestro barrio,
además las actividades que proponen son de pago y promueven una cultura elitista separada de los problemas y bolsillos de la clase trabajadora.

Durante más de cinco años de proyecto de autogestión, autonomía y de lucha, el CSR ha realizado cientos de actividades gratuitas como: cine, charlas, debates, documentales, teatro, circo, poesía, exposiciones, conciertos, talleres… así como servir de infraestructura a diversos colectivos y agrupaciones contestatarias de la ciudad.
También ha desarrollado diferentes campañas, con el fin de hacer nuestro barrio más vivible y generar tejido social que nos permita enfrentarnos a las lógicas del poder, que nos niega cualquier otra dimensión que no sea la de simples consumidores. Un ejemplo es la campaña contra las salas de apuestas que llevamos desarrollando más de dos años en nuestro barrio.

En cinco años el CSR se ha convertido en un espacio referente de participación vecinal y de lucha en la ciudad.

Nosotras la clase obrera somos y seremos siempre generadores de cultura y espacios de lucha; y como no puede ser de otra manera nuestra cultura estará enfrentada al poder, pese a quien pese.

Vendrán con todas sus mentiras y maquillaran de mil formas su verdadera intención, intentarán dividirnos y enfrentarnos como barrio, para hacernos perder fuerza. Han tenido abandonado el espacio más de quince años y ahora que está lleno de vida y actividad quieren engañarnos. Sus cantos de sirena “de mejorar nuestro barrio” no nos seducen. Sabemos como se mejora el barrio y el primer paso es reivindicar y defender los espacios horizontales y propios que escapan de la tutela institucional y los especuladores.

Resistiremos con uñas y dientes como barrio, unidos y en lucha como lo hemos hecho en otras ocasiones.

Afilad los cuchillos, afinad las gargantas: ¡EL CSR NO SE TOCA!

Apoya, difunde, actúa y solidarízate.

Próximas convocatorias:

  • Sábado 5 de octubre a las 11:00 h. rehacemos los murales de la fachada de las pintadas neonazis.
  • Jueves 10 de octubre a las 19:00 h. concentración contra las amenazas de desalojo frente a la Casa del Cordón en la calle Santander.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *