Teatro bajo la arena: “No todo es azul”

Una obra de teatro que aborda el tema de la transexualidad, los prejuicios y la discriminación, tanto individuales como colectivos. El esfuerzo por defender nuestra identidad ante las presiones sociales y culturales.


En el despacho del Jefe de Estudios de un Instituto de Enseñanza Secundaria. Nico, joven adolescente, ha sido llamado por haber agredido a un compañero. A partir de ahí, somos testigos de su esfuerzo por defender su identidad, de la complejidad del ser humano, las contradicciones y la lucha interna a las que nos enfrentamos cada día.

Así comienza la sinopsis del programa de mano de la obra de teatro «No todo es Azul». Obra que se representará en el CSR de Gamonal el 4 de mayo, sábado, a las 8 de la tarde, de la mano de su propio autor, Enrique Sadornil.

La dramaturgia está compuesta por cuatro personajes y tres intérpretes, dos de ellos en una lucha permanente, planteada en algunas ocasiones como un combate de boxeo y en otras como una partida de ajedrez, y otros dos interpretados por la misma actriz que, sin intervenir en el conflicto, rompen el tiempo y el espacio para obligarnos a reflexionar sobre lo que ahí está ocurriendo.

Sin grandes efectos ni artificios, este montaje pretende que el espectador ponga toda su atención en el texto y en la interpretación y, al mismo tiempo, expone de manera original, cómo nuestras relaciones y nuestros vínculos afectivos se ven afectados por las redes sociales y la comunicación digital.

La obra expresa con un lenguaje poético aplastante la eterna tragedia a la que se somete a quien consideramos diferente. Nico se presenta como alguien que trata desesperadamente de escapar de la imagen que el resto del mundo tiene de él y, a despecho de la sociedad, busca y sitúa su propia identidad. La obra en cierto modo, apela a no hacerse una imagen previa de las personas, a no dejarnos llevar por los prejuicios y estereotipos.

La enfermiza necesidad de decirles a nuestros semejantes cómo deben de caminar por las mismas veredas, ¿se debe quizás a la búsqueda de la seguridad de vivir entre «iguales»?, ¿al miedo a descubrir en nuestro interior el monstruo cobarde y ciego que irrumpe ante lo que no quiere comprender?

«Teatro Bajo la Arena» lo forman: Pilar Martínez, Marta G. Carabias, Silvia Ibeas, Basilio Villacorta y Enrique Sadornil.

La duración de la obra es de 75 minutos aproximadamente.