Gamonal tres años después

El Centro Social Recuperado de Gamonal coopera con la Asamblea de Gamonal  festejando el aniversario de la rebelión vecinal contra el bulevar y anima a apoyar a todas las personas que aún deben afrontar procesos judiciales.

Con motivo del tercer aniversario de la rebelión vecinal contra el bulevar, y con el ánimo de apoyar a todas esas personas que aún deben afrontar procesos judiciales, desde
la Asamblea de Gamonal hemos organizado diversas actividades en la semana del 9 al 15 de Enero, con la colaboración del Centro Social Recuperado de Gamonal. Dejamos aquí el comunicado de la asamblea.

 

Gamonal, 3 años después

Pronto hará 3 años de la lucha contra el bulevar. Una lucha que desbordó nuestro barrio, llenando calles de muchas ciudades en solidaridad con nuestras protestas contra la
corrupción, el autoritarismo y los abusos policiales. Una vez más, nuestro barrio consiguió doblarle el brazo al poder y conseguir una victoria. Pero, 3 años después,
todavía 18 personas siguen pendientes de juicio, sin tener claro cuál puede ser su futuro. Tenemos que recordar que en aquellos días todos, todas, marchábamos al unísono. Que, pese a las detenciones y los abusos, seguíamos saliendo a la calle día tras día. Y también que las detenciones se produjeron en un clima de ocupación policial, de caza de vecinos y vecinas, de señalamiento a las más jóvenes, y de arbitrariedad. Las fuerzas antidisturbios acosaban, golpeaban y detenían con impunidad. El delito era estar sólo, estar sóla, fácil de capturar, encontrarse en el momento y lugar equivocado según el criterio de los uniformados.

Por todo ello queremos seguir mostrando nuestro apoyo a todos los vecinos y vecinas que siguen pendientes de un proceso judicial, 3 años después. Decirles que no están
solas, que hay un barrio que los arropa y que no toleraremos que trunquen sus vidas. Que no nos avergonzamos de haber luchado con toda nuestra alma. Que un alcalde
títere de un constructor no nos amedrenta, aunque nos señalen con mentiras desde un periodicucho. Estaremos con nuestras encausadas hasta el final. Y a continuación presentamos las actividades que hemos organizado:

El martes 10 de Enero presentamos en el Centro Social Recuperado de Gamonal el libro “Barrios Corsarios”, con la presencia de varias personas implicadas en su elaboración. El Observatorio de Antropología del Conflicto Urbano de Barcelona publicó este interesante trabajo realizado como una colaboración entre diferentes perspectivas científicas, analizando hasta nueve conflictos barriales de diferentes partes del planeta, entre ellos Gamonal, el barrio del Besós en Barcelona o la favela de Monte Azul en Sao
Paulo.

Podéis escuchar aquí una interesante entrevista de Radio Onda Expansiva al coordinador de la publicación. Tras la presentación podremos degustar unas sopas de ajo y un pincho solidario. El viernes 13 de Enero hemos tratado de acercar a nuestro barrio luchas sociales que consideramos muy interesantes. Para ello hemos organizado la charla-debate “Reivindicando la lucha social”. Por un lado, el grupo de apoyo a las personas encausadas de nuestro barrio nos recordará cuál es la situación de los procesos judiciales en marcha, y por otro contaremos con representantes de varias experiencias solidarias. Pasamos a explicar sus trayectorias.

La parroquia de San Carlos Borromeo en Entrevías (Vallecas). Esta conocida parroquia madrileña se ha caracterizado por el apoyo constante a la juventud excluida, a la población inmigrante, a los presos y presas políticas y sociales, y debemos destacar que arroparon de diversas maneras la lucha contra el bulevar de Gamonal. Décadas de solidaridad desinteresada, de apoyo mutuo, de experiencias de las que se puede aprender.

Así se presenta la parroquia en su página web: “La Parroquia de San Carlos Borromeo está situada en el barrio madrileño de Entrevías (Vallecas). En este lugar y desde hace más de 25 años, un grupo de personas ha intentado poner en práctica el mensaje evangélico de Jesús. Hemos querido hacer de nuestro grupo un espacio de acogimiento e integración, a jóvenes en dificultades, víctimas de las drogas, a sus familias, a los presos, inmigrante y en general a seres humanos a los que nuestra sociedad excluye. En San Carlos Borromeo cada vez somos más las personas que entramos y nos quedamos. Pero no nos quedamos para crecer, fortificarnos y regodearnos de los bien que se está “aquí”. […] Los que hemos salido de la Parroquia de Entrevías, hemos iniciado nuestro deambular por el desconocido mundo de lo marginal, o desde ahí,
desde ese mundo, hemos recabado en la Parroquia, esta ha sido para nosotros una Meca, un punto de encuentro, de referencia, donde hemos ido compartiendo y aprendiendo de los que ahí estaban, de las madres, de los curas, de los chavales, de las familias, de los amigos cercanos y lejanos, de todos los que por su puerta entraban, en definitiva de los que conformaban, conformábamos La Parroquia, de todo su mundo y del mundo que giraba en torno suyo. Por eso desde esta plataforma, espacio, comunidad, asamblea (reconozcámosla como mejor nos signifique) fuimos formulando nuestra fe en las personas: la acogida incondicional como seña de identidad comunitaria. La denuncia como revulsivo frente a la generación de injusticias que nuestra sociedad vomita sin doquier.
Así San Carlos Borromeo se va conformando no por quienes estamos dentro, cuanto por todos aquellos y aquellas que son expulsados a los márgenes: presos, menores pobres, homosexuales y lesbianas, niñas y niños privados de libertad, enfermos de sida, enganchados a la droga, inmigrantes sin papeles… Estos son, y queremos que sean, los verdaderos protagonistas de esta aventura que construimos en San Carlos Borromeo, del
barrio madrileño de entrevías. […] Construir espacios de fe, de no-miedo a ningún poder es lo que constituye en la concreción del día a día nuestro quehacer cotidiano.”

La ocupación de la finca de Somonte (Córdoba). A partir del año 1978 , bajo el grito “Viva Andalucía Libre”, numerosos jornaleros y jornaleras fueron tomando conciencia de las causas de su situación y organizaron el SOC (hoy Sindicato Andaluz de Trabajadores/as). Una de sus prácticas más habituales ha sido la ocupación de tierras baldías en manos de instituciones o terratenientes que no muestran ningún interés en su uso, y comenzar a trabajar la tierra, habitualmente bajo la forma de cooperativa.Las tierras públicas de Somonte fueron ocupadas en el año 2012. Se han producido ya 4 desalojos. Se empezó con pocos medios ya que la Junta de Andalucía tenía abandonada la finca. Actualmente, se cultivan 400 hectáreas en un proyecto de recuperación de semillas antiguas, proporcionadas por el banco de semillas de Andalucía, haciendo frente a las grandes multinacionales de semillas como Bayer (antigua Monsanto). En Somonte la Tierra es adaptada para respetar la biodiversidad.

Errekaleor (Vitoria-Gasteiz), el barrio ocupado más grande de todo el estado español. Este barrio funciona de forma cooperativa y autosuficiente gracias a la lucha de sus ocupantes por mantenerse al margen del sistema. El barrio nació en pleno desarrollismo durante los 50. Se promovieron 192 viviendas, que alojarían a un total de 1200 personas, en las afueras de la ciudad. El barrio continúa rodeado por campos de cultivo y un polígono industrial. En el año 2002, con la burbuja inmobiliaria aún sin pinchar, el Ayuntamiento dirigido por Alfonso Alonso, (más tarde ministro de Rajoy) decidió demoler Errekaleor para prolongar otro barrio. Para ello se puso en marcha un canje de viviendas a los residentes de la zona, acompañado del abandono y cierre de servicios, con tal de forzar la salida de todos y cada uno de los vecinos. La polémica fue tan grande que aquellos vecinos contrarios al realojo crearon la “Plataforma de Afectados de Errekaleor”. Mientras tanto llegó “la crisis” y se aplazó el derribo. En Septiembre de 2013 un grupo de estudiantes se interesaron por el barrio semiabandonado. Tras acordar con la vecindad la cesión de un portal, los jóvenes decidieron impulsar un proyecto integral de autogestión y soberanía que rehabilitara el barrio. Reabrieron el cine, pusieron en marcha el Frontón, reformaron viviendas, plantaron una huerta y realizaron una ambiciosa programación cultural. Después llegaron los murales, locales de grabación, sala de conciertos, biblioteca, bar e incluso servicios como una guardería. Hasta cuentan con paneles solares.Hay ya 130 personas residiendo en el barrio, que no llenan los bolsillos de banqueros, y que forman parte de un proyecto de autonomía vital, donde el compromiso y la dedicación sustituyen al dinero. El alcalde Javier Maroto, también del PP, intentó vaciar el barrio, pero no lo consiguió. Un juez desestimó el desalojo. Con el cambio de gobierno se ha abierto una etapa de incertidumbre, pero las personas que habitan en el barrio tienen clara una cosa: la lucha es el único camino. Finalizaremos la jornada con un picoteo solidario y música; lo recaudado será destinado íntegramente a apoyar a los compañeros y compañeras encausadas de nuestro barrio. Y llegamos al sábado 14 de Enero. Ese día hemos organizado una concentración solidaria con nuestros vecinos y vecinas encausadas, a las 19:00 en la “Zona Cero” (esquina de C/ Santa Bárbara y C/ Vitoria). Expondremos públicamente cuál ha sido el papel del Ayuntamiento de Javier Lacalle y sus cómplices (no sólo del Partido Popular), cuál es nuestra posición y llamaremos a participar en una campaña de apoyo. Además, habrá chocolate caliente para caldear el frío ambiente burgalés y nos deleitaremos con un romance de ciegos que narra la biografía no autorizada de algún cacique de cuyo nombre no queremos acordarnos ahora.Y para acabar la semana podremos disfrutar también de un concierto en el Centro Social Recuperado de Gamonal, con diferentes músicas, desde el folk y el pop hasta el punk. La entrada, como siempre, es gratuita, pero podrás apoyar a nuestras encausadas probando nuestros bocatas y tomándote algo.
¡Te invitamos a participar! No faltes, apoya a tu barrio y a sus encausadas.